Tras un julio atípico, en el cual se vivieron algunas jornadas de intenso frío, con fuertes heladas, pero hubo más días con temperaturas inusuales para la época, por encima de los 20 grados, el octavo mes del año llegará mañana con frío y probabilidad de precipitaciones.

Según el Servicio Meteorológico Nacional el corriente mes se despedirá hoy con una jornada mayormente nublada y una temperatura máxima que no superaría los 15 grados.

Similar situación se vivirá mañana, aunque estará inestable y se anuncian probables precipitaciones para la tarde. Las condiciones mejorarían el miércoles, con nubosidad en disminución. En los días siguientes, la temperatura iría subiendo gradualmente.

Comentarios