Según los datos, hasta el 10 de julio se habían registrado 19 casos de intoxicaciones en Paraná, pero hasta este lunes el número había ascendido a 35, según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud.

El total de casos en la provincia es de 43 para lo que va del 2017. En el mismo período del 2016 se habían producido sólo 14 intoxicaciones.

Según Salud, la intoxicación por monóxido de carbono, un gas incoloro, inodoro, no irritante, menos denso que el aire, puede ocasionar secuelas neurológicas y hasta la muerte. Dado que es un gas sin color, sin olor, merece tomar recaudos en los lugares con uso habitual de estufas, calefones, braseros y demás elementos que usan la combustión para generar calor y paliar las temperaturas bajas.

En este sentido, recomendó que todos los artefactos domésticos que funcionen con combustible o gas (estufas, calefones, calderas) deben ser instalados y revisados periódicamente por personal matriculado y asegurar que estén libres las salidas al exterior; las chimeneas del hogar y sus tirajes deben ser mantenidos y limpiados anualmente; cuando esté encendida la calefacción, verificar que no esté impedido el ingreso de aire a la habitación; si se utilizan braseros o estufas a kerosén, apagarlos y sacarlos al exterior antes de acostarse; no usar el horno o las hornallas de la cocina para calefaccionar el hogar; no instalar calefones a gas dentro de los baños. Si ya se encuentran en esa ubicación, llamar a un gasista matriculado y reubicarlos; no dejar encendidos los motores de los vehículos en sótanos o garajes cerrados; los caños de escape de los autos deben ser inspeccionados regularmente para detectar defectos; no dejar a los niños y a las mascotas dentro del auto cerrado con el motor encendido dentro del garaje; si la llama de cualquier artefacto encendido no es de color azul, apagarlo y llamar al servicio técnico para que lo revise; dejar siempre algún espacio abierto para que circule el aire.

Se debe sospechar intoxicación con monóxido de carbono cuando una o varias personas que están en un ambiente cerrado presentan al mismo tiempo algunos de estos síntomas y/o signos: dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, palpitaciones, depresión del sensorio

Comentarios