La Asociación de Trabajadores de la Sanidad (Atsa) de Entre Ríos se declaró en estado de alerta debido a la “dilación” del acuerdo paritario. El prosecretario gremial, José Luis Ruber, dijo que las negociaciones con la parte empresarial “están trabadas”. El convenio venció el pasado 30 de junio y de no haber avances, se podrían instrumentar medidas de fuerza.

“Las negociaciones están trabadas porque la parte empresarial no accede a lo que estamos pidiendo”, precisó el dirigente local, y explicó que el convenio del sector venció el pasado 30 de junio.

El gremio se declaró, desde el 1º de este mes, en estado de alerta y los trabajadores se encuentran pendientes de la negociación que lleva adelante la Federación que los nuclea. “Esta semana tendrán que volver a reunirse para ver si mejoran la propuesta. La negociación se podrá estirar un poco más, pero no tanto porque el convenio ya está vencido”, precisó.

Asimismo reconoció que “si las paritarias siguen trabadas, y se llega a tener que tomar medidas de fuerza, lo vamos a hacer”.

Las paritarias alcanzan a trabajadores de clínicas, geriátricos, neuropsiquiátricos, establecimientos mutualizados e institutos médicos con o sin internación, comprendidos en los convenios 122, 107 y 108.

Según se informó a esta Agencia, la Federación pretende una actualización en la escala salarial acorde a los índices del costo de vida.

Comentarios