“El gobierno escuchó el reclamo que venimos haciendo desde CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) respecto al impacto negativo de las importaciones desmedidas en rubros muy sensibles”, manifestó Jorge López de la Federación Económica de Entre Ríos y señaló que el textil “fue el sector más castigado”.

“En muchos tramos de las últimas dos décadas el rubro textil ha sufrido y eso retrasó la actualización de su aparato productivo, lo que lo termina haciendo poco competitivo; entonces cuando se abre la importación es el sector que primero y más sufre”, explicó.

Tras confirmar que tal como trascendió en medios nacionales, el Gobierno de Mauricio Macri estaría por ponerle un freno al ingreso de productos extranjeros, López hizo notar que en las zonas fronterizas del país “es impresionante cómo los argentinos están yendo a comprar” productos principalmente de “electrónica y electrodomésticos”.

“En Misiones ha habido 14 kilómetros de colectivos haciendo cola para pasar a Paraguay” graficó y añadió que la misma situación se evidencia en la provincia de Formosa y en Mendoza con destino a Chile.

En contrapartida, remarcó que en el último tiempo “se han intensificado los controles y la mercadería que no tiene sus comprobantes es descartada. Se están haciendo muchísimos operativos”, subrayó.

Para hacerle frente a esta situación que afecta a los comerciantes locales, “en el caso de CAME hemos logrado un plan especial por seis meses para todas las ciudades de frontera -en Entre Ríos también -para vender en 12 cuotas sin interés para el cliente y con acreditación inmediata al comerciante, para estimular la cliente que compre en su localidad e intensificar la facturación”, describió.

¿El posible freno a la apertura comercial y los operativos de control en zonas de frontera pueden ser leídos como medidas enmarcadas en el momento electoral que vive el país?, se le preguntó a López, quien respondió: “Obviamente. Creo que si nos está escuchando el Gobierno, uno de los motivos es porque estamos cerca de las elecciones”.

Por otro lado, y haciendo una lectura más general, opinó que“el Gobierno encontró un escenario diferente al que esperaba” y en ese contexto, “las inversiones están demoradas o en sectores que virtuosamente no transfieren al sector comercial”, completó.
Bajas ventas

“Nosotros seguimos con ventas negativas. La buena noticia es que desde abril viene disminuyendo la diferencia respecto a los mismos meses que el año anterior”, puntualizó el titular de Feder y acotó que respecto a precios “muchos productos vienen con aumentos desde el proveedor”.

Comentarios