Con una radio abierta, una intervención artística con un viejo mimeógrafo que sirvió para imprimir volantes y la actuación de grupos musicales, se realizó “la espera” de la sentencia en el juicio por delitos de lesa humanidad que se siguió al ex represor José María Mazzaferri.

El Tribunal Oral Federal lo juzga por los delitos de secuestros y torturas durante la última dictadura cívico-militar, en Concepción del Uruguay. La querella había solicitado una pena de 25 años de cárcel.

Según el relato de las víctimas, los querellantes que eran estudiantes al momento de los hechos, los represores indagaban bajo tortura por la existencia de un mimeógrafo, herramienta de impresión que fue utilizada hasta los años 80.

Estuvieron presentes en la actividad, frente a los tribunales en calle Urquiza cortada al tránsito, militantes de Derechos Humanos como La Solapa, Hijos, dirigentes políticos del Movimiento Socialista de los Trabajadores, Descamisados, La Cámpora, Partido Comunista y Partido Comunista Congreso Extraordinario.

Se hicieron presentes la ex intendenta Blanca Osuna; el secretario de Justicia Martín Uranga; las concejales Cristina Sosa y Stefanía Cora; el rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), Aníbal Sattler, junto a representantes de la comunidad educativa de la institución que se presentaron en el marco del programa “La Uader va a los juicios”.

Hubo representantes de Agmer y de la organización civil Barriletes que tuvo a su cargo la radio abierta.

Comentarios