La nueva maternidad el hospital Roque Sáenz Peña, fue escenario esta mañana del primer parto bajo el agua en la salud pública rosarina, cuando Angela, una chica oriunda de Villa Gobernador Gálvez, dio luz a Alma.

El titular del efector, Matías Vidal, señaló que “la mamá ingresó a la madrugada con contracciones. Ahora, disponemos en cada habitación de duchas y bañeras para que las madres puedan relajarse. Incluso, los once partos atendidos desde el lunes, todos usaron el sistema de agua, pero fue esta chica quien decidió que su hija naciera en el agua”.

El profesional de la salud amplió que “lo bueno de este método es que se logra una relajación muy profunda con el uso del agua y se evita el uso de medicación, como la peridural. Así, tuvimos el primer parto bajo el agua en la salud pública rosarina”.

Fue la propia mamá, Angela, quien ingresó a la bañera para relajarse. La médica obstetra que llevó adelante el trabajo, Macarena Díaz, le preguntó si deseaba quedarse en el agua y la mujer asintió. “La nena nació a las 10, sin problemas, no estaba irritable y en pocos instantes se durmió sobre la mamá. De hecho todavía no pudimos pesarla porque queríamos respetar ese momento entre madre e hija. Realmente fue algo muy emocionante”.

Comentarios