Sin aviso ni comunicación alguna, la planta cerró sus puertas tras 30 años en el municipio. De manera similar lo había hecho con sus oficinas administrativas en Palermo.

“Fue sin anestesia”, contó Armando, uno de los trabajadores despedidos, en diálogo con C5N. “En lo personal, me enteré en mi casa porque estaba con parte médico. Vino el gerente de Logística a comunicármelo”, detalló.

También contó que ninguno de los trabajadores recibió la notificación formal. “Me comentó uno de los dueños que no estaban enviando telegrama de despido para evitar un gasto extra y para volcarlo a sueldos”, explicó.

La empresa es propiedad de Eduardo Wexzler y Eduardo Sosnowsky y, según publicita en su web, tiene como clientes a Techint, Siemes, Toyota, HSBC y Frávega, entre otras empresas.

Comentarios